Editorial abierta: ¡participa!
Conoce ACTV
Inscribite en la asociación
Estatutos de ACTV
Formas de contacto, mapa, ...
Asociados
Noticias ACTV
Nuevos Productos
Formación

Productos y Servicios
Enlaces de interés
Articulos Técnicos























A la página anterior... A la página principal... Contacta con nosotros
"A raíz del asesinato de mi hermano los medios han subido el seguro de guerra a 200.000 euros, el doble"
[Elena Regoyos-Periodista Digital 13-10-2004]

ACTV - News Cada día ocho de cada mes, unas 200 personas se concentran ante la embajada de los Estados Unidos en Madrid. Quieren recordarles que su ejército disparó un obús deliberadamente contra civiles en un hotel de Bagdad, un obús que mató al cámara español José Couso. Su lema es “investigación y justicia”, eso es lo que reclaman ante lo que consideran un “asesinato y crimen de guerra”.

Entrevista con David Couso, hermano de José Couso, cámara de Telecinco muerto en Bagdad el 8 de abril de 2003

Elena de Regoyos, "Periodista Digital" (13/10/04)


¿Quién organiza estas concentraciones y la pega de carteles a favor de José Couso?

Detrás de estos 18 meses de lucha, de buscar esa investigación y justicia hay una investigación que se llama “Hermanos, amigos y compañeros” (HAC) de José Couso, que es la que viene montando estas concentraciones cada día 8 en frente de la Embajada de Estados Unidos en Madrid. Cada mes a las 8 de la tarde.

¿Quiénes formáis la organización?

Surgió a partir del asesinato de mi hermano, en un primer momento nos organizamos como familia, amigos y algún que otro compañero de mi hermano y en el primer mes, que nos empezamos a concentrar en el Ministerio de Asuntos Exteriores y en la Embajada de Estados Unidos, decidimos constituirnos como asociación.

¿Qué actividades competen a esta asociación?

Hemos participado en numerosas concentraciones durante el anterior Gobierno, llegamos a concentrarnos durante 43 semanas. También todos los meses ante la Embajada Norteamericana, hemos participado en charlas, coloquios, han entregado premios a título póstumo a José, hemos ido allí donde nos han llamado, hemos estado en el Sáhara, en Londres y en cualquier lugar de la Península para contar la situación de lo que nosotros calificamos de crimen de guerra y asesinato con todas las letras. Un ataque intencionado a la prensa. Queremos acercar la lucha de esta familia a la gente de la calle.

¿Cómo financian las camisetas, los carteles, etc?

Nos autofinanciamos con la venta de camisetas, libros, discos y chapas. No recibimos ninguna subvención de ningún partido político ni ninguna asociación. Nos hemos venido autogestionando siempre.

¿Os sentís escuchados en las concentraciones ante la Embajada? ¿Sirve para algo?

Hay una frase que nosotros tenemos bastante presente todos los días a todas horas, y es que si luchas puedes perder, pero si no luchas estás perdido. Nos sentimos escuchados por toda esta gente anónima que mes tras mes se viene concentrando. Nos sentimos respaldados, la gente, cuando oye el nombre de Couso, sabe quién es y que hay alguien detrás exigiendo investigación y justicia.

¿Cuánta gente se suele reunir en estas concentraciones mensuales?

Una media de entre 200 y 300 personas, pero ha habido momentos como los seis meses y el año de la muerte de José Couso en los que llegamos a concentrar 2000 personas, cortando la calle Serrano.

Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo

Recientemente le han concedido a José Couso la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo junto con otros cinco periodistas muertos en diferentes guerras. La familia de Miguel Gil la rechazó para que su muerte “no se politice como con José Couso”, ¿qué opina?

Respeto la decisión de la familia de Miguel Gil. En nuestro caso, desde el primer momento, el anterior ejecutivo politizó el asesinato de mi hermano no condenando el ataque a un hotel lleno de periodistas, haciendo meras lamentaciones sobre el asesinato de un compatriota y tratándonos como a ciudadanos de segunda, como si fuéramos perros. Ellos fueron los que politizaron esta historia, nosotros lo único que hemos hecho es exigir investigación y justicia y salir a la calle. No somos de los que aceptamos palmaditas en la espalda.

¿Hay alguna diferencia entre el caso de José Couso y el de los otros cinco periodistas galardonados a título póstumo?

No tiene nada que ver el caso de mi hermano con ninguno de los otros, porque él estaba desarrollando su labor informativa dentro de un hotel amparado por la Convención de Ginebra, ya que es un civil protegido por numerosas convenciones que ha ratificado el Estado español, y le disparó un carro de combate norteamericano que todo el mundo ha visto, hay imágenes y los militares han declarado.
No vemos la similitud con la muerte, por ejemplo, de Julio Anguita Parrado, periodista empotrado en una unidad militar que sabía a lo que se exponía y dónde estaba.

Tampoco tienen nada que ver con Ricardo Ortega, que fue un cruce de balas en la calle que. Si a mi hermano le hubieran matado en la calle nos hubiéramos callado, pero el caso difiere mucho.

Nunca he estado dentro de un tanque, pero ¿cree que se puede distinguir una cámara de televisión de un arma? ¿Esos soldados no podían ser chavales sin demasiada información?

Rechazo totalmente esa posibilidad. En primer lugar procedo de familia militar, mi padre lo es, mi tío ha sido tanquista y periodista y puedo hablar con certeza. Los carros de combate norteamericanos tienen unos objetivos de visión, tanto térmica, como visual como de mira de 4.000 metros. La distancia entre el carro de combate americano y el Hotel Palestina era de 1.350 metros. Mi hermano estaba grabando los tanques, y si él los vio con la lente de una cámara, que tiene 1.5 aumentos, el carro de combate sabía a quién disparaba.

¿Cómo podían saber que el hotel Palestina era de periodistas y no otro edificio cualquiera?

Dentro de la orografía de Bagdad, los dos grandes edificios que hay son el Hotel Palestina y el Hotel Senator, y en ellos colgaban grandes sábanas blancas, había ochenta cámaras, había muchos reporteros en el momento del impacto del obús en la planta quince del Hotel Palestina el día 8 de abril, con la mala suerte de que le tocó a mi hermano y a un cámara ucraniano. Sabían que eran periodistas y sabían a lo que iban. Previamente habían bombardeado Al-Yazira asesinando al productor Tarek Ayuk y luego ametrallaron la sede Abu Dhabi TV, pero claro, como eran dos cadenas árabes no pasaba nada. Cómo habría cambiado la historia si hubieran sido las sedes de las cadenas norteamericanas CNN y ABC.

¿Por qué atacar a la prensa?

Fueron dos cadenas árabes, un periodista español y un ucraniano. ¡Qué más les da! Fue un toque de atención a la prensa: “o venís de la mano con nosotros como periodista empotrado o ateneos a las consecuencias, se me puede escapar un cartucho o te podemos confundir con un oteador”.

b>“Que le hubiera tocado a otro”

¿Qué diría a quienes piensan que cuando un periodista que va a la guerra debe aceptar la situación de peligro y sus consecuencias?

La función de los periodistas, en la guerra o donde sea, es trabajar, no a exponerse a que le maten. Por esa regla de tres un político no lo sería por si acaso le ponen un coche bomba, o los taxistas, mejor que no ejerzan porque les pueden apuñalar para robarles o, poniéndonos extremistas, no cruces nunca la calle porque hay muchos conductores alcohólicos que a lo mejor te atropellan. No creo en esas excusas, son una tapadera para escudarse en el ataque a periodistas. No entiendo que haya compañeros del medio de mi hermano que nos contradigan.

¿Compañeros de Telecinco?

No, del medio periodístico. Yo antes me mordía la lengua, pero ahora no me callo. Hace un año y medio que me han matado a mi hermano. Cuando oigo a alguien que me dice eso de “comparto vuestra idea de buscar justicia pero no creo que fuera un ataque intencionado”, le contesto que qué pena -y que la gente piense lo que quiera-, qué pena que no le hubiera tocado el obús a él, que ahora estaría su familia buscando justicia por ellos. Si los mismos compañeros de mi hermano ven así lo que pasó allí, muy mal va la profesión. Ni yo ni mi familia nos chupamos el dedo.

Atlas, para quien trabajaba José Couso, le hizo un seguro precario para irse a la guerra.

Todas las televisiones, cuando mandaban a un periodista a un lugar hostil le ponían un seguro de guerra de 15 millones de pesetas. Me parece irrisorio y bastante triste que valoren con 100.000 euros la vida de un periodista. Mi hermano era bastante responsable y tenía todo asegurado.

¿Pero él personalmente o le aseguró Atlas o Telecinco?

Él personalmente. Pero la letra pequeña de los seguros siempre dice que no se efectuará el pago en caso de guerra.

¿Por lo menos ha servido para que las empresas mejoren las condiciones con que los mandan?

A raíz del asesinato de mi hermano el seguro de guerra lo han subido a 200.000 euros. Sigue siendo una mierda. También hay que decir que nunca va a haber dinero que pague la vida de una persona.

¿Han tomado alguna otra medida nueva los medios de comunicación?

Ahora, además, se han escudado en que los periodistas que vayan a cubrir algún conflicto tienen que dar un curso para periodistas de guerra que imparte el SAS, el servicio especial británico. Dura diez días, les mandan a Lodres.

¿Aunque sea un periodista de otro país tiene que hacerlo en Londres con el SAS?

Sí, por lo menos lo que yo conozco del entorno europeo sí. Les enseñan a moverse por zonas minadas, a conocer las armas o qué hacer en caso de bombardeo. Pero eso sólo es para tener un as en la manga y poder decir: “pero sabía dónde iba porque tenía el curso”. Son todo patrañas para que no les puedan agarrar.

¿Quiere añadir algo?

Sabemos que esta lucha es larga pero no nos desmoronamos. Aunque fuéramos 20 personas concentrándonos cada día 8 lo seguiríamos haciendo. Tenemos un gran ejemplo, que son unas madres que llevan 27 años exigiendo justicia por sus desaparecidos. Nosotros llevamos un año y medio y se lo debemos a mi hermano y a los que se hacen preguntas del porqué de esta invasión. También, los periodistas, creo que os tocaría aportar un pequeño empujoncito, porque ese día fue mi hermano, pero cualquier otro día puede ser cualquiera de vosotros.


Elena de Regoyos, Periodista Digital






















El Tiempo Madrid
Para acceder a todas las noticias publicadas hasta la fecha en ACTV.INFO tienes dos opciones, introduce las palabras claves de tu búsqueda (si sabes lo que buscas) o consulta nuestra sección de noticias...

palabras clave:



RE: RE: repuesto CAMARA SONY DXC-325

Buenas tardes.estoy interesado en un cabezal de camara sony dxc-325 para repuestos,o en buen [...] gracias. ...

Introduce tu email y te mantendremos informado de las novedades de la asociación.




© 2001-2017 ACTV-Asociación de Camarógrafos de Televisión y Video
C/ San Leopoldo, 72 - local - Madrid - 28029 | Móv. 676 24 28 05
info@actv.info